Adolfo González nació en la localidad asturiana de Avilés, en 1982. Como poeta publicó, entre otros, “Matasellos” (2008), “El gorrión pasa página con el pico” (2012), “Música, religión y gimnasia” (2012) o “La luna en la punta de la lengua” (2014). Por este último recibió el XXXV Premio Internacional de Poesía Arcipreste de Hita.