Ainhoa Rebolledo nació en 1987 en Santiago de Compostela y se licenció en Madrid. Le gustan Chirbes y la tortilla de patatas y prefiere citar a Sr. Chinarrio que a Wittgenstein. Desconfía de la gente que trabaja escribiendo cosas pues sabe que un trabajo de verdad no requiere enviar correos electrónicos. En el año sexto de la recesión económica española se quedó en la calle y es-cribió “Gornú”, novela que cierra su agitada trilogía ambientada en Barcelona a la que preceden “Mari Klinski”, (Honolulu Books, 2012) y “Tricot”, (Principal de los libros, 2013). La única beca de creación literaria que recibió fue la indemnización por despido improcedente y es consciente de que nunca la entrevistarán en The Paris Review.