Ángel García López (Rota, 29 de marzo de 1935), es un poeta con una extensa obra lírica que contempla los más diversos subgéneros y que se distingue por una bella forma clásica y ortodoxa que dialoga con lo contemporáneo.
Pertenece al llamado “Grupo Poético del Sesenta”, pero su ya larga trayectoria lo convierte en un crisol de estéticas diversas que siempre destacan por el rigor formal y la personal investigación de los aspectos rítmicos y lingüísticos. Muchos de sus poemas se encuentran traducidos a más de seis idiomas.
Más de cincuenta años de poesía que comenzó con “Emilia es la canción” (1963) y prosiguió, entre otros títulos, con “Tierra de nadie” (1968), “Retrato respirable en un desván” (1973), “Mester Andalusí” (1977), “Trasmundo” (1980), “Territorios del puma” (Premio Ciudad de Melilla, 1991), “Glosolalia” (Premio Ciudad de Salamanca, 1997), “Bestiario” (2000), “Mitologías” (Premio Generación del 27, 1999), “Son(i)etos a Pablo” (2003), o “Universo sonámbulo” (Premio Villa de Rota, 2005). También ha conseguido el Premio Andalucía de la Crítica de Poesía 2013 por su libro “Posdata” (2012) así como el Hispanoamericano Juan Ramón Jiménez en 1988, Francisco de Quevedo en 1995 y el XXV Premio de Poesía ‘Cáceres, Patrimonio de la Humanidad’ con “Desde la orilla” (2013).