José García Obrero nació en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en 1973 y reside en Córdoba desde 1997.
Es autor de “Un dios enfrente” (La Garúa, 2013); “Mi corazón no es alimento” (Ediciones En Huida, 2014), y “La piel es periferia” (Visor, 2017), que le valió el premio Ciudad de Burgos.
Ha traducido “Mal” (Valparaíso, 2015) y la antología “Penumbras” (Godall, 2019), del poeta catalán Jordi Valls.
Forma parte del equipo de redacción de la revista “Caravansari y es colaborador habitual en el suplemento cultural “Cuadernos del Sur”, del Diario Córdoba.