Pablo Urbanyi, de origen húngaro, se crió y se educó en la Argentina. Allí publicó sus primeros libros. Trabajó como redactor en el Suplemento Cultural del diario “La Opinión”. En 1977, emigró Canadá. Entre sus numerosos libros merecen destacarse “Silver”, finalista del Premio Planeta y “El zoológico de Dios”. Fue traducido a varios idiomas. Además de numerosas menciones, recibió el Premio Somos 2004 de la Expresión Literaria. Ciudadano de Honor de su ciudad natal, es miembro del PEN internacional.