William Wordsworth (Inglaterra, 1770-1850) impulsó con S. T. Coleridge el movimiento romántico inglés. Su obra conjunta, “Baladas líricas” (1798), revolucionó el sentido y la forma de la poesía, al acercarla a la vida cotidiana y al mundo de las emociones. Su poética ha configurado una sensibilidad plena de asombro y veneración hacia la naturaleza, abierta a la trascendencia divina. Obras como “Poemas”, “La Abadía de Tintern”, “Oda. Barruntos de inmortalidad”, “El preludio” le han reservado un puesto de honor en la poesía universal.